CONSEJOS SOBRE LAS REVOLUCIONES ANUALES “Tratado de Revoluciones Solares” Juntin de Florence (2º Parte) Traducido por Conchita Morera y Mariano Aladrén

9 – Cuando el ascendente del radical y de la revolución esté en la revolución, se juzgará para bien o para mal, según la existencia del maestro del ascendente de la revolución.

10 – La revolución de un nacimiento establecida en el momento en el que el Almutem del nacimiento empieza a retrogradar, si se trata de planetas inferiores que se dirigen hacia la combustión, indica muerte; si se trata de planetas superiores con un mal aspecto de los maléficos, significará lo mismo.

11 – En las revoluciones, Júpiter colocado en los grados en que estaba en el momento del nacimiento, empuja al nacido hacia el matrimonio.

12 – No se alcanzará ningún don ni regalo si no lo promete el tema natal.

13 – Los expertos en Astrología dicen que en el año en el que el signo de la casa IV radical llegue al Ascendente de la revolución, el carácter del nacido será más grosero y malvado. Si en ese lugar se encuentra algún planeta que viene del signo ascendente, será asesinado, y tendrá que afrontar dificultades por parte de los padres. Si un planeta afortunado se encuentra en ese lugar, será sano de cuerpo y espíritu y heredará de sus padres.

14 – Todo año en el que el signo de las casa VI, VIII o XII, se convierte en el Ascendente de la revolución, será malo; será peor si su Almutén es un planeta desafortunado, o si un planeta maléfico es desafortunado en el nacimiento, o en la revolución.

15 – Si el Almutén de la casa VII del radical se convierte (se encuentra) en el signo del Ascendente de la revolución, y si un planeta benéfico se encuentra en él, el hombre será feliz a través de las mujeres y obtendrá reconocimiento del pueblo. Pero si el planeta no es afortunado, crecerá entre enemigos y por causa de las mujeres.
16 – Si el signo en el que se encuentra Saturno en el nacimiento se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, aparecerá una enfermedad provocada por el frío, y será peor si Saturno está en cuadratura u oposición al signo del Ascendente del nacimiento.

17 – Si el signo en que está colocado Júpiter se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, la fortuna y los bienes del hijo aumentarán.

18 – Si el signo en el que está colocado Marte es el signo del Ascendente de la revolución solar, los enemigos tendrán honores, herirán al nativo con el hierro, o bien sufrirá una fiebre violenta, o una quemadura dependiendo del signo en el que se encuentre Marte.

(continuara)