La dificultad de conjeturar con seguridad una dimisión de una institución tan peculiar como la Iglesia sujeta a periodos de largo periodo (superiores a 1000 años) es ardua.

Trataré de proponer una hipótesis deductiva a luz de los tiempos que mas o menos se conocen, y que es lo que nos explican:

El 1º punto de partida es la duración en el cargo al rededor de 8 años periodo de Venus, por lo tanto valida sin lugar a dudas la toma de posesión del papado en la fecha de 7 de mayo del 2005 sobre la 11:30 de la mañana en la iglesia de San Juan de Letrán donde oficialmente fue investido con su ministerio.

Venus domina a los luminares y es señora de X es su propio alcocoden y da mínimo los 8 años que hemos visto confirmado en su ministerio Papal, si no perdemos de vista ese Marte en piscis que habla de sus enemigos producidos por su especial forma de negociar con el entorno, veremos la magnifica coincidencia que se ha producido en la horaria de comunicar al mundo su renuncia :

Todos sabemos lo que significa una conjunción Luna Marte (traición) junto a Mercurio en caída y exilio que representa su ministerio papal cuadrado Júpiter en exilio en casa 1 que representa su ejercicio en su ministerio papal ( no ha sido muy generoso con alguna corriente interna de eclesiásticos mas políticos que él).

Llegados a este punto de deducción sabemos que el Santo Padre es un hombre muy preparado en humanidades no hay mas que leer la homilías de los miércoles, podría decirse que sigue la corriente del maestro neoplatónico católico Eckart de muchísima influencia en los seminarios alemanes,por lo tanto de la corriente Solar de conocimiento.

Si disponemos en orden de grado en importancia los distintas pecados  en relación con la proximidad a la deprabación del hombre, representado en lo infernal quedaría de esta manera según el cristianismo:

La “traición” es la falta mas grabe que puede experimentar una persona que vive un conocimiento y una fe características solares véase que es el camino mas directo a lo infernal.

El propio Bendicto XVI en su natal contempla a mercurio y Júpiter en piscis en su radical (destinado a gestionar instituciones de tipo benéfico).

Resumiendo: posiblemente su renuncia no solo ha estado motivada por su estado de salud, que es cierto, sino que él mismo esta desmotivado por una “traición” interna que posiblemente mostró su poder con la reciente filtración de su propio asistente, de documentos internos; demostrando así que sus enemigos tienen fácil acceso a su circulo intimo, creando para si una sensación de debilidad de la institución que como hombre coherente que es, a preferido cortar de raiz, aplicando el viejo dicho español “muerto el perro se acabo la rabia”.

En otro orden de cosas si acudimos a los métodos oraculares que la propia Iglesia ha producido a lo largo del tiempo, el mas conocido que calificaría los trabajos que un Papa debe enfrentar en su ministerio, un estilo a los 12 trabajos de Hércules en el mundo clásico, son la visiones del Abad Juan Gioachino Franciscano, publicada en Venecia 1589 recoge 30 emblemas que recrean el trabajo que debe enfrentar en su apostolado un Santo padre en su ministerio fue publicado en homenaje a Pio IV:

El orden de 30 emblemas hace clara alusión al recorrido solar por los signos 30 grados, por lo tanto echaremos un vistazo a la que corresponde al grado del Sol en el momento de la renuncia para comprender porque esta motivada:

Como se puede apreciar es una ciudad amurallada donde hay un monasterio y domina la confrontación interna, es lógico también que él hable de retirarse a un monasterio que esta dentro del Vaticano y no alejarse en un retiro seguro en su Alemania natal, por lo tanto podemos deducir que el proceso no ha terminado y él quiere estar presente.

Esto es solo una hipótesis de trabajo que solo el tiempo podrá confirmar en su exactitud o error, y no niega para nada la veracidad de que es la perdida de fuerza vital lo que en ultima instancia motivo su decisión.