La primera vez que hoy hablar de Demetrio fue en una librería en mi ciudad que vendía libros prohibidos de ocultismo traídos de América. Mi impresión que aun la siento fue: “Cuanto esfuerzo por mejorar y perfeccionar en un solo hombre”, contrasta con las creencias modernas donde la palabra “EVOLUCIÓN” (mal aplicada por los seudo esoterismos modernos) desplazó totalmente a la de “PERFECCIÓN” en el campo de los estudios de las ciencias clásicas referidas a seres humanos.
Un vez estudiada su obra fundamental “INVESTIGACIONES SOBRE ASTROLOGÍA” quedé totalmente convencido que Demetrio seria mi mentor en el tiempo, así pues le seguí ahí donde diera un seminario o ponencia, tuve el gran honor de realizar un curso por correspondencia que impartió de la mano de nuestro apreciado colega Vicente Rausell en Valencia y al terminarlo nos entregó de su mano un diploma de participación en el aula magna de filosofía de la Universidad de Valencia. Este fue mi primer contacto personal con Demetrio, a partir de ese momento nuestro contacto fue continuado, incluso participando en alguna de sus investigaciones.
Hay que resaltar sobre todo, su labor de traducción, que en los primeros años el colectivo astrológico español imbuido de modernidad no vio con buenos ojos, sobre todo su trabajo de adaptación de la astrología al lenguaje moderno científico, (no tiene parangón en el mundo) y no fue aceptado de buena gana en los congresos y jornadas por los que entonces lideraban en estos eventos la trasmisión de la astrología, ya que hoy muchos se preguntan si la astrología debería adaptar su lenguaje al moderno científico, bien pues Demetrio ya lo ha realizado lean sus obras.
Demetrio para mi es un ser humano que pasará a esa pérgola donde están los grandes hombres que son recordados por haber insistido con dos valores fundamentales, de los que hoy la sociedad moderna parece haber olvidado, una es la PRUDENCIA y la otra la búsqueda constante de PERFECCIÓN, así en este recuerdo, Demetrio Santos pasará siendo un “inmortal” y su guía así como su ejemplo, nos permitirá ser mejores como seres humanos y como practicantes de nuestra divina ciencia la astrología. Pues al final TODOS SOMOS UNO.

VER MÁS ARTÍCULOS COMO ESTE

Guardar

Guardar

Guardar