Si nos aproximamos a la astrología medica hermética veremos que no se parece en nada con la astrología medica que hoy nos venden, sobre todo se ha perdido el modelo universal aplicado al orden humano.

Demostrable es esta afirmación, al acceder a los postulados modernos y ver que ya no aparece el efecto en los tres espíritus del hombre como son el animal, vital y vegetal, estos espíritus no son mas que la expresión de la fisiología de los tres sistemas orgánicos Nervioso, Circulatorio y digestivo.

Para el astrólogo clásico cada uno de estos sistemas es gobernado como un “general”, a saber : El cerebro, el corazón y el hígado.
Este orden en TRES es el primer acto de orden del efecto astral en el nacido, ya la ecuación luminosa del nacimiento prioriza la importancia de uno de estos tres sistemas, estableciendo una ecuación fisiológica determinada.

Este orden determinará posteriormente el TEMPERAMENTO (no el carácter) del nacido que es la resultante fisiológica predominante y pasaremos al CUATRO, los humores que Hipócrates definió tan sabiamente siguiendo el modelo clásico, estableciendo una proporción estable vital para cada nacido en su proporción. ( ver tabla)

Tres Espíritus