Como se puede apreciar la luz es de forma indiscutible uno de los vínculos por los que el efecto astral jerarquiza y ordena los sistemas biológicos,nos viene muy bien indicado en Egipto en este jeroglífico.

La luz tiene dos formatos (difusa e infusa) de la misma manera a los planetas se les reconoce dos acciones la elementaría y la influencial (cromatismo y ciclo) y el organismo especializado solo en captar el espectro que le vincula al sistema natural ( ver escala cromatica visual humana )crea los sistemas necesarios para sincronizarse, como nos lo recrean claramente los renacentistas sobre todo Marsilo Ficino en su libro El SOL.

Claramente se establece una relación entre el centro del sistema luminoso natural y el centro del sistema luminoso humano como se puede ver en la figura.Esto deja claro que de la misma forma que el Sol da luz al
sistema natural el corazón da luz al sistema humano.

El modelo clásico tiene un axioma fundamental que lo resume y sintetiza “TODO ES UNO” , por lo tanto podemos afirmar DESPUÉS DE DIOS LA LUZ SOLAR serán el mayor vínculo junto con el aire, y claro está, la misma luz que da vida al sol es la que da vida a nuestro corazón porque están hechos de lo mismo.

Posdata: recientemente la Nasa buscando agua en la Luna se encontró con algo que no esperaban gran cantidad de PLATA, nosotros los astrólogos ya lo sabíamos desde
hace 5000 años.