El lenguaje científico del mundo clásico ha sido trasmitido en imágenes, de tal forma que los hijos de la ilustración una vez apartado el modelo con el cual fueron diseñados, entraron a saco en una interpretación personalizada y seudo psicológica, descargándolos de todo el poder de trasmisión de sabiduría del pasado.

A un a pesar de ello la obligación de “objetivación” del cientificismo racionalista, permite que en disciplinas universitarias modernas como Historia del Arte durante unos pocos meses de la carrera  se aprende la disciplina de Iconología que dio soporte en el mundo clásico a la interpretación y confección de la expresión de la sabiduría antigua, mediante  el uso y confección de las imágenes o su posterior recreación en esculturas, para estimulo y recreación de la esencia humana acercándola así a la divinidad.

La astrología dotada de un potente motor iconológico en la trasmisión de su saber, ha perdido en la modernidad mucho de su potencia, dejando reducidos muchas de sus imágenes a seudo interpretaciones psicológicas y personalistas sacadas de contexto  de cada grupo esotérico para sus propios fines y discursos, la marca  “nueva era” ha hecho el resto.

Así pues deberíamos recuperar la sensatez y recurrir a estas gramáticas dadas por el mundo clásico para interpretar estas imágenes que perfectamente colocadas se convierten en “signos” y nos anuncian cosas y conceptos.

Un ejemplo de esto lo tenemos en Nostradamus antes de recrear con imágenes sus textos tradujo una de estas gramáticas llamada el “Horapolo”, fuente ineludible para la explicación del arte clásico.

Este texto junto la Iconología de Cesare Ripa, son fundamentales como gramáticas para entender el pensamiento clásico en imágenes.

y sobre la representación de las divinidades “las imágenes de los dioses de la antigüedad” de Cartari:

Estas gramáticas “no de símbolos” sino de imágenes, permiten recuperar todo el saber que nos han legado los clásicos, pensando que siempre se ordena el conocimiento respondiendo a: ¿como afecta? y no ¿como es? esta ultima pregunta mas propia de los hijos de la ilustración, así podríamos entender  perfectamente diagramas como este:

Donde todo esta ordenado en como afecta a la “esencia” humana la fuerza natural, incluyendo como es lógico la luz planetaria y sideral, sin este conocimiento el efecto del sideral es imposible de entenderlo.