LAS 25 CONSIDERACIONES

Acerca de las cosas necesarias para juzgar cualquier nacimiento, ya sea de hombre o de mujer.

1- Que hay que hacer es conocer el animodar, y verificado por accidentes esto es, verificar cuál fue verdaderamente el ascendente en el momento del nacimiento; sin este conocimiento todo nuestro juicio puede ser falso.

2-, Una vez conocida la figura, es saber quién fue el hyles, es decir, quién da la vida.

3-, Quién es el alcocoden o quién da los años. Que según Alquibitius es aquel que mira al hyles.

4-, Quién es el almuten, que es aquel que tiene más fuerza en los cinco lugares de la vida.

5-,Quién es el señor del espiritu, éste tiene poder dónde se encuentren Mercurio, la Luna y Asc.

6-, Hay que conocer todos los lugares dónde se encuentren las infortunas y los lugares que cortan (con sus rayos), porque ahí está la mayor fuerza de la natividad.

7-, Hay que conocer las partes o lugares que afectan a la natividad, las cuales, por lo general, son: la parte fortuna, la parte celati, la de los cinco planetas y la de las doce casas.

8-, Corresponde saber la posición de los 5 hyles, los cuales son: el Sol, la Luna, la parte fortuna, el ascendente y la conjunción y oposición precedente.

9-, Es necesario saber en qué signo está la Luna, si es frío o húmedo, caliente o seco. Y también qué aspecto tiene la Luna en relación con los otros planetas y viceversa, porque de esta naturaleza será el nacido y es necesario ayudarse de la calidad del signo ascendente (ecuación humoral).

10-, Saber quién es el Almuten  de los 5 hyles, porque, según sea, así será el que nazca.( para calcular la ecuación humoral)

11-, Conocer los grados de latitud del almuten ( de los 5 hilej) y de los otros planetas, porque por la latitud del planeta, ya sea mayor o menor, se sabe si el nacido será grueso o fuerte. Si los planetas Marte o Saturno no tienen latitud influyen y si la tienen no influyen tanto.

12-, Es importante saber si la Luna está en un signo que posee muchas ascensiones o, por el contrario, si posee pocas, porque de ahí se determina el tamaño del cuerpo del nacido. O si la Luna se encuentra en un signo humano o, por el contrario, en un signo que posea otras cualidades, esto determina la belleza o no del cuerpo del nacido.

13-, Hay que observar si los tres planetas superiores son occidentales respecto al Sol, es decir, que salgan después del Sol, porque si esto es así son más débiles y no influyen sobre el nacido.

14-, Hay que ver si los planetas están encima o debajo de la Tierra, en el primer caso son más fuertes y en el segundo más débiles. Esto se debe aplicar a los planetas diurnos, que son masculinos, es decir, Saturno, Júpiter y el Sol.

15-, Hay que saber en qué lugar zodiacal están los planetas, si es casa de su exaltación o, por el contrario, de su caída. Y también la dignidad que tienen los planetas en la casa en que se encuentran, si están en signos móviles, fijos, comunes, en ángulos, en sucesivos o en cadentes.

16-, Hay que conocer la latitud de la Luna, en el caso de que tenga latitud significa que el nacido será inestable y basico, y en el caso de que no la tenga significa que será sutil e inteligente. Si la Luna está unida a la Cola del Dragón entonces no tiene latitud.

17-, Hay que saber en qué aspectos y rayos se miran los planetas entre sí (construir el espejo).

18-, También observan  la cantidad de planetas que miran a la Luna, porque si pocos o ningún planeta la miran significa que el nacido será perezoso.

19-, Observan el atacir, que consiste en dar a cada grado un año. Y en este caso, si el hyles llega a la fortuna se producirá bonanza para el nacido y si llega a la infortuna le acarreará grandes males.

20-, Hay que saber cuánto dura la significación de los planetas y esto se sabe por la alfiridaria.

21-, Hay que conocer el aspecto del alcocoden para saber si hay que añadir o restar más años.

 22-, Observando los señores de la triplicidad, hay que conocer el lugar del hylej, la fortaleza de estos señores y saber si están situados en ángulo o en casa, porque de aquí inferimos la hacienda y riqueza del nacido, en la que influye el tiempo de gobierno de estos señores.

23-, Hay que conocer en qué planeta o signo está la parte fortuna.

24-, hay que observar la casa décima en la figura y advertir dónde están las estrellas benéficas, si alguna de ellas está unida a algún planeta o a alguna infortuna.

25., hay que conocer los señores de la triplicidad de las doce casas porque, según afirman, conociendo este único dato se puede juzgar la calidad del destino en  un nacimiento.

Este es el procedimiento dado por los clásicos por el cual minimamente garantizamos que la luz inmersa en el aire  existente en la naturaleza, corresponde con el cuerpo que la contiene y permitirá conjeturar sus tiempos y como consecuencia su desarrollo en los tres planos.