En astrología este fenómeno lo llamaron “melancolía” y su causa celeste era el efecto de Saturno, que encarna la dureza de juicio de lo inacabado, que es traducido como injusto dentro de la persona, así pues es un periodo de insatisfacción por cuestiones pasadas inacabadas que retornan al presente y lo vacían de vitalidad.

Cuando Hablamos de AMOR que es la mejor herramienta por la que combatimos el efecto de la melancolía de Saturno, hay que entenderlo como un acto de entrega en tres fases a lo largo de la vida humana:

1º fase amor fraterno o familiar

2º fase amor carnal o matrimonial (este es el que trasmite la vida que es amor en estado puro)

3º fase amor a Dios o a la naturaleza (a su acción en ella llamado providencia).

Estos tres tipos de amor deben ser experimentados en su plenitud para mantener el cuerpo emocional lo mas vital posible, pues la vivencia del tiempo se realiza mediante este conjunto de sensaciones y emociones, en un orden objetivado por la propia experiencia.

Mi recomendación es reflexionar cuales fueron la vivencias inacabadas que han minado el cuerpo emocional, y lo han vaciado de fuerza. Para esto la meditación religiosa es un buen complemento, si eres cristiano para paliar los ataques depresivos se utilizaba el rezo del rosario pero no como una maquina, sino proyectando imágenes en los distintos misterios, como guía para esta meditación y parar la “mente” seria interesante las imágenes realizadas en la BIBLIA NATALIS.

Para identificar que calidad de amor profesas debes distinguir en cual de las 5 fases te encuentras o aplicas:

  • AMOR DE ATRACCIÓN (MERCURIO)
  • AMOR DE SIGNIFICACIÓN (VENUS) (el “modelo materialista de la psicología” solo entiende hasta este segundo grado, no tiene modelo para ver las tres siguientes, que si ve la ley natural y la astrología)
  • AMOR DE VINCULACIÓN (MARTE)
  • AMOR DE PERTENENCIA (JÚPITER)
  • AMOR DE CONSENTIMIENTO (SATURNO)

Este esquema permite combatir los efectos de perdida de auto estima y daños en el cuerpo emocional por tanto efectos llamados en el mundo clásico de Saturno, describiré la experiencia que uno debe de sentir para evaluar el grado de aproximación al amor que posee:

AMOR DE ATRACCIÓN

Brota del corazón, ya sea físico o mental.

• Aquí se produce la tendencia a apropiarnos de la persona para desarrollar la sensación de que soy valioso para ella. Sin embargo, cuando más quiero atrapar, más se me escapa la persona.

• Si la relación sigue adelante durante más tiempo, aparece el siguiente grado

AMOR DE SIGNIFICACIÓN

• La otra persona se convierte en significativa para mí y yo para ella.

• Pueden surgir dificultades o roces, pero que hay que gestionar bien, ya que lo que se ignora o se aparta a un lado, luego vienen mucho más fuerte.

• Gestión adecuada de conflictos (hasta aquí ve el modelo de la psicología )

AMOR DE VINCULACIÓN

• En psicología se entiende que sólo se puede llegar hasta el segundo grado de amor

• Es un amor más fuerte, donde nos vinculamos al otro. Existe un yo y un tú donde yo me vinculo contigo y tú conmigo.

• En este grado, todavía hay necesidades que resolver.

AMOR DE PERTENENCIA

• Ya adquiere un matiz de espiritualidad más profundo que los anteriores.

• No tiene que ver con la sumisión. Yo soy tuyo y tú eres mío. Pero esta pertenencia surge de que yo soy cada vez más yo y espero que expreses lo que necesitas porque seguro que eso que requieres es bueno para mí.

• Es el amor de alianza. Se necesita mucho tiempo para establecerlo y requiere absoluta libertad. Hay una frase que lo expresa muy bien. Es cuando después de mucho mucho tiempo, decimos: “Eres lo más bonito que me ha pasado en la vida”.

AMOR DE CONSENTIMIENTO

• Viene dado por la expresión: “Hágase tu voluntad”. Es la expresión síntesis del amor y libertad, que hace del amor un valor absoluto.

• Se establece un Amor diferente, global y universal, donde aceptamos el amor de lo Absoluto como base del amor hacia los demás.

• Se trata de amar a los demás, desde la fuente originaria del amor, que es a Su estilo y no al nuestro.

• Implica confianza y donación de sí.

Respecto del plano mas físico también es posible restaurar el cuerpo emocional, es muy recomendable la práctica del yoga clásico (recomiendo on line o presencial Escuela de yoga Conchita Morera, Pso. Pamplona 23 4ºizd, Zaragoza, método garantizado por la formación impartida por la asociación de yoga AEPY) basado en los efectos de la meditación y la verticalidad de la columna vertebral (Leo signo opuesto a Acuario). Así como en base al equilibrio fisiológico deducido de la carta natal, complementar la alimentación y la visita a balnearios apropiados a su especial equilibrio que también habrá sido alterado, paso describir la proporción humoral según la carta natal ( ver cuadro fisiológico de ejemplo)

De este equilibrio podemos ya ver la necesidad de reforzar el calcio y el sodio esto se puede compensar con una dieta rica en estos dos elementos, y la visita a lugares naturales equilibrados, y también a recibir la fuerza mediante el agua de los balnearios daré una determinada lista que sus aguas son apropiadas para el equilibrio fisiológico:

Cálcicas: El Salobral (Ciudad Real), 2,7 g; Valdeganga (Cuenca), 1,3 g, etc. e) Mixtas: Marmolejo (Jaén), 5 g; San Hilario (Girona), 1 g, etc. 4. CARBOGASEOSAS: Amer-Palatín (Girona), Cabreiroá(Orense), Fuente Nueva de Verín (Orense), Vilajuiga (Girona), Vichy Catalán (Girona), etc.

Sódicas: Cabreiroá (Orense), 4,3 g; Caldas de Malavella (Girona), 5 g; Mondariz (Pontevedra), 2,3 g Betelu(Navarra), Caldas de Bohí (Lérida), Caldas de Cuntis (Pontevedra), Carballino (Orense), Guitiriz (Lugo), Ledesma (Salamanca), Lugo, Montemayor (Cáceres), etc.

Conclusión:

Cuando afrontamos la restauración del cuerpo emocional, como es el caso del ataque de la melancolía, no debemos fijarnos en el tiempo sino en como uno progresa día a día, Saturno es un planeta lento, la lesión producida es profunda y por lo tanto costara tiempo siempre y cuando trabajemos con el único fármaco que puede restaurar que es el “amor”, con las variantes de experiencia anteriormente aplicados al sentir y vivir del día a día, esto no impide ni contradice otro tipo de terapia que se pueda uno buscar para complementar, siempre que día a día exista una voluntad de dedicar mas tiempo al bien que a la extinción que propone el mal.

Recordemos el modelo que nos da la ley natural: (ver diagrama de virtudes y sistemas orgánicos.