La realidad en muchos casos para el diagnostico mundial es muy tentadora, porque tiende a deformar el buen diagnostico de futuro, pasa como con el dolor y la lesión en el cuerpo, el dolor nunca es proporcional a la lesión está amplificado en orden geométrico. Me refiero a la visión catastrofista que suma partidarios cuando vemos que la realidad parece que la indica, estos días por un solo volcán en erupción parece que el mundo ha entrado en crisis.
Bien si seguimos los textos clásicos, donde el ciclo Júpiter Saturno hace de onda portadora para los demás ciclos, anuncia siempre este tipo de actividad sísmica, ya que se da por dos veces dentro del año la sicigia de oposición, de la misma forma que lo que representan entra en conflicto, por ejemplo jueces (Saturno)y políticos (Júpiter), también Bancos (Saturno) y Empresas (Júpiter).
Así asistiremos en cualquier ámbito que apliquemos la analogía de Saturno y Júpiter, a su contraposición o desencuentro, también aumenta el sentimiento apocalíptico y daremos mas importancia que lo que la tiene a acontecimientos colectivos.
Pero lo importante es su aplicación sobre un territorio en este caso empieza este año el dominio de oriente norte sobre occidente que durará 5 años hasta el 2015. Todo territorio tendrá un oriente y un occidente, es más la derecha es occidente y la izquierda es oriente, con estos planteamientos aplicados a los distintos países podemos deducir que no impactará a todos por igual.