El libro de la Felicidad recoge fuentes persas importantes, el Sultán Murad III perteneciente al imperio turco, da noticia de técnicas muy precisas, publicado en 1582 para disfrute de su hija Fátima, fue traído en el siglo XVIII del Cairo a París depositado en la biblioteca en nombre de Napoleón Bonaparte.

Podemos ver como consulta el Sultán los libros de Abumasar.

Todos lo signo están iluminados ricamente y acompañados por los decanos con una interpretación pormenorizada casa por casa para cada asc en un decano.

Las imágenes de los planetas y sus profesiones completa la regla nemónica en la acción planetaria.

Un completo catalogo de espasmos del cuerpo y su significado en el estado fisiológico del organismo como

SIGNO (que no símbolo) de su buen o mal funcionamiento.

La influencia de los yin o genios de la naturaleza recreados en el mito de simbad.

Talismanes e imagenes para por ejemplo: combatir la fiebre alta, entre otras muchas.

Resumiendo si no conocemos bien nuestras fuentes perderemos todo la riqueza de aportaciones a

la astrología de otras civilizaciones con todo el esfuerzo que esto costó.